Sexo en la ciudad

Cerramos el recuerdo con el modelo que vistió para la ocasión: En la escena que puedes ver aquí , se ve a Samantha en la barra de un bar, saboreando un Cosmopolitan, e intentando flirtear con el que dos décadas después sería presidente de Estados Unidos. Casualmente, también fue Trump quien le entregaría a Cynthia Nixon en el premio Emmy a Actriz Secundaria en una Serie Cómica; un republicano a una futura candidata demócrata. Vivir para ver.

La película no se rodará por la mala relación de Kim Cattrall con Sarah Jessica Parker

Escribe lo que deseas buscar. El truco de la estilistas para disimular los kilos. Sara Cabonero tiene las gafas del sol del verano. Dónde comer las mejores torrijas. Los mejores sets de maquillaje. Publicidad - Sigue leyendo debajo. Las amigas de Carrie. Getty Images. Carrie pudorosa.

Carrie Bradshaw. Carrie 'haute couture'. Carrie pisa con charme. Carrie 'hairstyle'. Una buena colección de premios. Carrie neoyorquina. Carrie y su piso de soltera. Carrie 'make up'. Los títulos de crédito. Carrie de tarde. Carrie vintage. Vivir como Carrie. Carrie y la comida. Carrie y el shopping. Carrie love story. Decorar con plantas artificiales.

Todos los episodios de 'Sexo en Nueva York', ordenados de peor a mejor

Cómo llevar el vestido blanco en entretiempo. Los mejores looks de invitada de Instagram. Menos mal que luego hay una escena de eyaculación femenina, algo que sí era transgresor en su día y acorde con el espíritu de la serie. De este capítulo en el que Charlotte se hace pasar por lesbiana tema que trataron siempre desde el fake hasta que vimos una relación lésbica real y Carrie se enfada cuando sus amigas le dan su opinión, recordamos sobre todo el momento en la que a Carrie se le queda atascado el diafragma en las entretelas y se ve obligada a confesar que ha vuelto a acostarse con Big.

Así no hay quién guarde un secreto. Este, en el que una pareja gay le propone un trío a Samantha, es uno de esos momentos. Aparecen ya el efímero Skipper y el ubicuo Big, con caída de condones al suelo incluida. Lo de siempre: Carrie se obsesiona por un motivo al azar el pasado amoroso con su ligue del momento Berger y tiene una recaída en esta ocasión sexo telefónico con Mr. Menos mal que también hay una tierna escena de Charlotte renunciando a la Navidad por amor. Pero aquí también hay un gran momento para el recuerdo: Aquí Carrie descubre que su pareja de amigos casados no es tan idílica como piensa después de verle el pene a él, pero lo recordamos porque Miranda se hace pasar por lesbiana en el trabajo con una mujer que parece su hermana y Samantha se tira al portero del edificio de Charlotte con catastróficas consecuencias laborales.

El final es la primera oda al verdadero motor de la serie, la amistad femenina, con las cuatro protagonistas yendo juntas al cine mientras suena Respect. Una elección musical demasiado obvia, sí, pero es que estamos en No vemos que Carrie dedique ni un minuto a la recopilación de sus columnas, pero la elección del look de la portada ocupa medio capítulo y da tiempo a ofender el criterio estético de Samantha. Que en una serie sobre amigas entre la treintena y la cuarentena que se ven varias veces por semana y frecuentan fiestas, cócteles e inauguraciones, Carrie cumpla 35 años y todos le den plantón nos exige demasiada suspensión de la incredulidad.

Pero qué bonito es ver a Charlotte definiendo a las cuatro como almas gemelas. Cuando él no acude, sentimos fuertes deseos de aplaudir. La familia apenas ha estado presente en la serie y lo hace por primera vez en una trama en la que Samantha le hace un gran favor al hermano de Charlotte acostarse con él aunque ella al principio se enfade para acabar agradeciendo a su amiga su generoso gesto.

Sexo en nueva york - 1x06 - Sexo secreto (fragmento)

Hacer de vientre en casa de tu novio. Charlotte empieza a introducirse en el judaísmo y Samantha conoce a Smith Jerrod, con lo que el nivel de los hombres de la serie sube de pronto varios puntos. Carrie hace de enfermera sexy siempre sexy para Mr. El viaje a San Francisco con Samantha en tren es una especie de inicio de Con faldas y a lo loco lleno de maridos fieles a sus esposas. El resultado, con un Mr. Big de pronto muy interesado en analizar su relación y en hablar de lo que ocurrió y dejó de ocurrir en vez de en el sexo, nos hace enarcar las cejas con extrañeza.

Pero mientras tanto, en casa, Charlotte empieza a acostarse con su abogado del divorcio, Harry Goldenblatt, y eso merece ser celebrado.

Lo más leído en series

El capítulo en el que Carrie sale con el nuevo yankee tiene un final precioso en forma de oda a la ayuda incondicional de las amigas. Aleksandr Petrovsky no quiere tener hijos y Carrie se plantea por decimonovena vez si ella quiere, pero lo que nos toca la fibra aquí no es otra cosa que la quimio de Samantha.


  • La serie que marcó a varias generaciones de mujeres todavía guarda muchos secretos..
  • Echamos la vista atrás para poner orden en los avatares de Carrie, Samantha, Miranda y Charlotte.;
  • Mejor que no exista 'Sexo en Nueva York 3' porque iban a matar un personaje;

La imagen final del ramo rechazado por las cuatro protagonistas nos parece muy poderosa aunque no del todo representativa de los deseos de los personajes. Vamos, que Charlotte, por desencantada que esté, hubiera corrido a cogerlo. Cuando sale con un político que quiere que ella le haga una lluvia dorada. Que en un capítulo sobre la muerte aparezca John John Kennedy como salvador social de Samantha nos parece tan irónico y profético que tenemos que ponerlo en un buen lugar.

Una curiosidad: La que parecía que iba a ser la enésima decepción en la relación entre Carrie y Big, una cita para presentarle a sus amigas, se salva in extremis. Y claro, Miranda conoce a Steve y empieza a aparcar su cinismo que roza a veces la amargura. Qué ojo.

25 cosas que no sabes de "Sexo en Nueva York"

Parte de lo bueno de la serie era su relación con las drogas, lejos de moralismos e hipocresía, adulta y desprejuiciada. Tras acudir a una fiesta gay, Samantha, puesta de éxtasis, le dice a Richard que le quiere aunque en realidad ni lo sentía ni quería decirlo. O tal vez sí. Otra nueva generación de niñas con collares de perlas engañadas. Menos mal que le sirve para descubrir que la pluscuamperfecta Natasha comete faltas de ortografía.

La sombra de París aparece por primera vez y sirve de excusa para que Carrie se corone con una coqueta boina y la relación con Big se rompa de nuevo. Ninguna serie sobre Nueva York estaría completa sin hablar del mercado inmobiliario. Las tornas han cambiado: Carrie es ahora la que tiene una relación de pareja perfecta y a la que le entra la neura porque no quiere conocer a los padres de Aidan. Y por si fuera poco para su ensalada de dudas, vuelve Big por enésima vez.

Dos pares de mujeres tienen problemas en este episodio: Aidan tiene pocos enemigos entre los seguidores del show, pero desde luego ninguno niega lo maravilloso que es cuando ayuda a Miranda a incorporarse tras un tirón que la deja desnuda en el suelo de su baño.

Sex and the City - Wikipedia, la enciclopedia libre

Así es Carrie: La trama de Charlotte buscando una sustituta para su puesto en la galería provoca serias reflexiones sobre la vida laboral, la independencia y las decisiones que muchas mujeres deben tomar en sus vidas. Un hombre nuevo llega Berger y otro hombre se va snif, Aidan. Qué bebé tan precioso portea con garbo. Charlotte y Harry se reconcilian en medio de una sinagoga provocando la envida del resto de los asistentes y nuestro gozo inmediado y, ahhh, cómo olvidar el adiós de Berger: Nos encanta cómo Carrie tira el jarrón con las flores y el agua cae y empapa la alfombra.

En general toda la imagen que se da de la ciudad podría ser la que dio Woody Allen en Annie Hall , pero la escapada angelina resulta refrescante y cumple su cometido. Pero hay un punto por lo que este capítulo es icónico y todos lo recordamos: Carrie sufre un atraco callejero y el ladrón se lleva sus manolos. Marca, serie y personaje ya estaban unidos para siempre. Una pedida de mano tan sencilla como perfecta menos mal que Samantha asesoró en la elección del anillo. Carrie se obsesiona en esta ocasión con las críticas que Aidan ha podido hacer sobre ella.

Nina Katz, Heather Graham y sobre todo Stanford, qué paciencia tenéis. La trama de Carrie con Petrovsky no podría importarnos menos, pero las otras protagonistas experimentan aquí importantes puntos de inflexión: Samantha se rapa la cabeza por la quimio, Smith hace lo mismo para acompañarla y nuestro corazón se encoge y arruga como una manzana pocha.

Este capítulo es importante porque se toca el tema racial en forma de relación de Samantha y sobre todo porque conocemos a Aidan, que se convierte inmediatamente en un cruzado antitabaco para fastidio del objeto de sus desvelos. Y el siempre secundario, olvidado y asexuado Stanford consigue tener sexo, lo que siempre es bien recibido. Es por la emotiva escena en la que Miranda y Steve se reconcilian en el cuarto de la colada bajo la mirada cómplice de Magda. Qué bonito y qué doméstico. Aunque la serie era eminentemente urbana y neoyorkina, las escapadas playeras le sentaban de maravilla.

Y Charlotte recibe un castigo cósmico por fingirse la easy going en forma de ladillas. Los capítulos finales de la quinta temporada tienen el aliciente de fijarse en con qué se tapa Sarah Jessica Parker su barriga de embarazada. Varias cosas estupendas que ocurren aquí: Charlotte conoce a Trey y se propone re-virginizarse, algo que si tenemos en cuenta lo que pasa después, la serie desaconseja vivamente.